Dos casos clínicos

Ambos tenían la característica común de venir recomendados, después de haber pasado por varios osteópatas de otras provincias en su zona sin resultado,por lo parecían casos difíciles.Pero, al hablar con ellos  y contarme cosas de sus tratamientos, me dio la sensación de que habían estado con compañeros que no dominaban las técnicas funcionales y, por lo tanto, podían no haber precisado el diagnóstico y,en consecuencia, el tratamiento.Así que acepté los dos casos, que se presentaron con un año de diferencia.Tuve mis reticencias al aceptarlos porqué venían de lejos, tenían problemas de movilidad y para organizar el viaje. etc.T uve la
suerte de que salió bien.

Caso 1

Varón de 62 años con una lumbalgia crónica,invalidante y con crisis de agravación importantes, de más de un año de evolución, que no respondió a diversos tratamientos.
En la exploración con técnicas funcionales, destacaba,sobre todo, un “sacro bajo”,es decir, que el sacro podía descender bien en el plano frontal, pero no ascender.Hicimos una sola sesión, porque no podía quedarse aquí.

A los días telefoneó, contento,diciendo que la mejoría era clara,del orden de un 50%.Convinimos en esperar uno o dos meses, para ver si mejoraba más, pero al cabo de ese tiempo volvió a consulta porque ,aún estando mucho mejor, le quedaban molestias.Tratamos otra vez y el resultado fue muy bueno.Hace ya varios años y sólo ha necesitado otra consulta por una cierta recaída. Por cierto, la causa había sido traumática,una caída se nalgas fuerte.Este es todo un clásico en Osteopatía,pero que no siempre se diagnostica y se trata adecuadamente.

Caso 2

Mujer de 73 años, con dolores de rodilla serios después de una caída hace años.No había respondido a ningún tratamiento y estaba en lista de espera para prótesis, que ella quería evitar.

En la exploración se diagnosticó como lesión llave una “tibia posterior”,con movilidad libre de la tibia hacia atrás,hacia la camilla, pero no a la inversa.Fue tratada con técnicas funcionales por agravación en una sola sesión.

Nos mantuvimos en contacto y no necesitó volver.Esta es una lesión infrecuente, mucho más rara que la anterior. Esto nos indica que hay que explorar todos los planos y ejes y no limitarnos a repetir siempre las mismas maniobras.

ACLARACIÓN: Aquí estamos exponiendo casos que pueden ser ilustrativos y que resultaron bien.

Evidentemente no todos los casos son bonitos y fáciles, lo que puede resultar frustante, pero esto no debe desanimarnos y atascarnos en nuestra práctica.Al contrario.Debe animarnos a seguir estudiando, buscando y progresando siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s