Un caso clínico resuelto en dos fases

Mujer de 22 años que ya había sido diagnosticada por su médico de mononucleosis, pero le recomendaron la osteopatía y lo quería probar.

En la exploración se apreciaba una movilidad restrigida del hígado y el bazo, en varios sentidos : en sus relaciones de vecindades sus sistemas suspensorios y lesiones intrínsecas ( fluídicas ),de las que fue tratada con técnicas funcionales en tres sesiones.

La paciente mejoró de sus síntomas digestivos, pero se quejaba de otros síntomas mal definidos, como dolores de cabeza, cansancio,que su médico consideraba como algo residual, que desaparecería con el tiempo, pero persistían y volvió a consulta.

En una nueva exploración se apreciaba una retracción de las Membranas de Tensiones Recíprocas ( hoz del cerebro y tienda del cerebelo ),que fue tratada en cuatro sesiones, con buen resultado.

Esta especie de “respuesta meníngea” la he encontrado posteriormente asociada a otras enfermedades víricas,pero no es preocupante, porque responde bien a tratamientos con técnicas funcionales.