Complementariedad de la Anamnesis y el examen

Sólo el interrogatorio ya orienta nuestras investigaciones.

Lo completaremos durante el examen clínico, porque el sujeto puede haber olvidado señalarnos un problema que nos indican los tejidos. Por ejemplo, percibimos una lesión osteopática de un tobillo y, a una pregunta nuestra precisa, el paciente recuerda que, de hecho, sufrió un esguince hace ya unos años.

En este momento es cuando hay que cotejar el examen con el interrogatorio, para tener la explicación y la confirmación de lo que estamos percibiendo. Por ejemplo, si el sujeto durante el interrogatorio nos ha referido que tuvo hace unos años una pleurítis derecha, no nos sorprenderá encontrar una disfunción de dicho pulmón.

Debe entenderse el examen como una prolongación del interrogatorio, que debe llevarnos a una comprensión osteopática del estado del paciente.

Cronología de los hechos, dada por la anamnesis, y comprensión del problema

Como intentamos realizar tratamientos etiológicos, es importante comprender el encadenamiento de los hechos.

Cuando un paciente viene a consultarnos, es porque su entidad somatopsíquica ha sido superada en sus posibilidades adaptativas.

Su organismo ya funcionaba, a tal o cual nivel, al límite de sus posibilidades compensatorias cuando ocurrió un acontecimiento suplementario que hizo que resultase desbordado.

Decir que un sujeto tiene un lumbago porque se ha agachado para levantar algo pesado es incorrecto. Este movimiento no fue sino la gota de agua que desborda la copa. Estaba en prelesión, y este movimiento (u otro), que ha hecho miles de veces antes sin problemas, provocó ese día un lumbago. ¿Por qué?, ¿qué ocurrió en su reciente historia personal que le había colocado en este estado de precariedad?. Al proseguir el interrogatorio nos enteramos de que un tiempo antes de tener este lumbago, por ejemplo, había tenido un problema digestivo o un problema renal o de cualquier orden. Entonces comprenderemos las contracturas de la musculatura profunda que sentimos (psoas, cuadrado lumbar, etc.) que no son sino consecuencia de este problema inicial y que había colocado al sujeto en un estado de inestabilidad; estaba predispuesto, a tener un lumbago (los auténticos lumbagos de esfuerzo existen, pero son muy escasos).

El interrogatorio, con la cronología de los hechos que nos comunica, a la par que el examen, nos permite comprender lo que pasó. En esta masa bruta de informaciones, que nos da la escucha de los tejidos, el interrogatorio nos permite poner orden. Al escuchar el cuerpo del paciente, percibimos cuáles son las secuelas que dejaron las viejas patologías que nos ha señalado el paciente; podemos tener alguna idea del equilibrio que se había construido alrededor de estas lesiones llave. Y, entonces, podemos intentar descubrir cuál es el elemento nuevo (o cuáles son los elementos nuevos) que ha(n) desequilibrado al sujeto.

Esta investigación no tiene como objetivo el satisfacer una curiosidad intelectual (en el sentido de comprensión del mundo que nos rodea), sino un interés práctico.

Construiremos nuestro tratamiento en función de estos datos. Lógicamente, trataremos primero este o estos elementos nuevos que han dejado al sujeto en lesión. Luego podremos atacar los factores más antiguos que le habían puesto en este estado de prelesión (lo que se llama comúnmente enfermedad crónica y que casi siempre no es más que una disfunción de la que no se ha tratado la verdadera causa), para darle un mejor equilibrio que le permita resistir mejor las agresiones cotidianas de la vida (cosas normales) y no volver a enfermar al dar el más mínimo paso en falso.

La ruptura de armonía que constituye la enfermedad es consecuencia de la suma de varios factores; debemos distinguir cuáles son accesibles a nuestras técnicas y actuar sobre ellos, interviniendo primero en los más recientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s